-->

EL BANC DELS ALIMENTS

¿Qué es el Banc dels Aliments?

El Banco dels Aliments de Barcelona (BdA) es una Fundación independiente, apolítica, aconfesional y sin ánimo de lucro, que tiene como objetivos principales evitar el despilfarro recuperando excedentes de alimentos aptos por el consumo humano y luchar contra la pobreza alimentaria, al entregarlos a personas en situación de precariedad de nuestro entorno.

El BdA no distribuye los alimentos de forma directa a los usuarios, sino que provee de alimentos a la red de entidades de iniciativa social que los reparte a las personas en situación de vulnerabilidad, derivadas por los agentes de ayuda social públicos y privados, que son los responsables de evaluar sus necesidades y de hacer su seguimiento.

Cadena solidaria

La Misión

  • Recuperar alimentos, que son aptos para el consumo de las personas, al conservar todas sus propiedades nutritivas, pero no para los circuitos comerciales. De esta forma se evita que se malogren, siempre que conserven todas las propiedades nutritivas para la alimentación humana.
  • Destinar los alimentos conseguidos a las redes de entidades sociales homologadas, que disponen de centros de reparto de alimentos, comedores sociales, centros de acogida, residencias, destinados a personas o familias en situación de pobreza y vulnerabilidad social.

Los alimentos se distribuyen a las entidades que lo solicitan. Estas los reparten a personas o los elaboran para ser consumidos por colectivos en situación de pobreza y/o exclusión social, derivadas por los servicios sociales.

Los servicios sociales son los responsables de evaluar la situación y las necesidades de estas personas, darles el apoyo que requieren y, en aquello que no queda cubierto, derivarlos a las entidades de iniciativa social para que estas suplan estos déficits, en la medida de sus posibilidades.

En este sentido, el BdA suple los déficits de los servicios sociales, al paliar la situación de vulnerabilidad en que se encuentran estas personas. Se les entregan alimentos; aunque solo se cubre en parte, una de las muchas necesidades que tienen.

Puesto en valor de mercado las 17.828 toneladas de alimentos distribuidos en 2018 por el BdA han supuesto un total de casi 31 millones de euros, por lo que nuestra Entidad ha contribuido a ayudar a las personas atendidas al ahorrar el gasto familiar de la alimentación.

Aun así, el Banc dels Aliments apoya la iniciativa aprobada por el Parlament de Catalunya para implementar la Renta Garantizada de Ciudadanía, de forma que no fuera necesaria la distribución de alimentos entre el colectivo de personas más vulnerables. La máxima ambición del Banc dels Aliments es la de no ser necesario.

Los valores

La tarea del Banc dels Aliments se fundamenta en dos valores principales:

  • La sostenibilidad, se reduce el despilafarro de alimentos al recuperar aquellos que son válidos para el consumo de las personas, pero que son rechazados a lo largo de la cadena alimentaria. Estos alimentos, de no ser destinados al consumo de las personas, probablemente serían destruidos, con las consecuencias ambientales que supone.
    En este sentido, se contribuye a la meta establecida por el Programa General de prevención y gestión de residuos y recursos de Cataluña, que establece el objetivo de reducir en un 50% el despilfarro alimentario en 2020; diez años antes, que lo establecido en la Asamblea General de las Naciones Unidas, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • La solidaridad, redistribuyendo los excedentes alimentarios recuperados, a personas en situación de vulnerabilidad para contribuir a garantizar un derecho fundamental como es el de la alimentación y el acceso a una dieta suficiente, segura y saludable para todo el mundo. De este modo contribuimos a aligerar su gasto en alimentación.

Se trata de organizar y mantener la solidaridad entre los donantes, la ciudadanía, las administraciones, las industrias productoras de alimentos, los productores del campo y las distribuidoras de alimentos, con las entidades de iniciativa social. El BdA actúa de puente solidario, técnicamente eficaz, al poner los excedentes de alimentos saludables y las donaciones al alcance de las personas necesitadas, siempre de manera segura.

Otros valores intrínsecos a la tarea de los bancos de alimentos son:

  • La equidad distributiva, los alimentos llegan a todo el mundo que lo necesite en igualdad de condiciones y sin exclusiones de ningún tipo. Este valor queda condicionado por los programas de alimentos a los que esté acogida la entidad que los reparta.
  • La sensibilización y concienciación sobre las situaciones de injusticia que se producen en nuestra sociedad, en especial las referidas al despilfarro alimentario y la pobreza alimentaria.
  • La gestión fuertemente basada en el voluntariado y el apoyo cívico o institucional que recibimos.
  • La eficacia en la gestión para optimizar los escasos recursos que disponemos
  • La transparencia en la gestión de los recursos.

Los Principios de actuación

  • La gratuidad. Los alimentos se distribuyen sin ningún coste económico a las entidades de iniciativa social que actúan sin ánimo de lucro.
  • La calidad de los alimentos. El BdA garantiza que los alimentos almacenados y distribuidos lleguen en óptimas condiciones de consumo a las personas a las que van destinados.
  • El apoyo a las entidades de iniciativa social, conforman la red de reparto de alimentos y el BdA les ayuda y asesora en el ámbito de seguridad e higiene alimentaria, gestión logística de alimentos, formación en nutrición, y ayuda al dotar a las entidades de recursos para disponer de red de frío.

¿Qué hace el Banc dels Aliments?

El Banc dels Aliments fundamentalmente consigue alimentos, los distribuye a entidades sociales y utilitza los recursos de los que dispone para regular las entregas de alimentos a lo largo de todo el año. Los alimentos se consiguen por tres vías: la recuperación de excedentes para evitar el despilfarro, las donaciones y el programa subvencionado por la UE.

Qué hace el Banc dels Aliments?

Recuperación de alimentos para evitar su despilfarro

Recuperamos frutas y verduras frescas directamente del sector agrario dando salida a sus excedentes mediante el apoyo del SERMA; recibimos productos de la industria alimentaria rechazados por los circuitos comerciales; aprovechamos las mermas que se producen en MERCABARNA o en los supermercados con acuerdos con las cadenas de distribución; aprovechando la comida cocinada pero no servida en la restauración, los restaurantes, hoteles, cáterin, comedores colectivos, cruceros,...; y colaboramos activamente con ferias y acontecimientos para retirar la comida expuesta.

Alimentos procedentes de donaciones

Alimentos procedentes de donaciones de la ciudadanía, con el Gran Recapte como el acontecimiento más importante; también las donaciones que se realizan durante  la campaña de “La fam no fa vacances”, u otras cono “Cap nen sense bigoti”, o la de Ràdio Tele Taxi en  Illa Fantasia, las recogidas de alimentos que organizan los empleados en las empresas, las que se organizan en las escuelas...

Alimentos procedentes de donaciones monetarias que hace la ciudadanía o las empresas no alimentarias para que se compren aquellos alimentos que se consideran más necesarios para una dieta completa y se puedan cubrir los gastos necesarios para hacerlos llegar a las personas a que van destinados.

Alimentos procedentes del programa FEAD subvencionado por la Unión Europea

El Fondo Europeo de Ayuda a las personas desfavorecidas (FEAD) subvenciona el 85% del Programa de compra y suministro de alimentos. Lo gestiona lo Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiento con la intermediación del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Los bancos de alimentos son una de las Organizaciones Asociadas de Distribución (OAD) designadas por este organismo.

¿CÓMO FUNCIONAN LOS BANCOS DE ALIMENTOS?

Los bancos de alimentos:

  • Recogen y recuperan alimentos mediante diferentes canales de entrada.
  • Los almacenan y actúan como reguladores ante el déficit de infraestructura de las entidades sociales.
  • Establecen Programas de salida de alimentos, en función de las características y especificidades de estos alimentos.
  • Distribuyen los alimentos a las entidades interesadas que, tras un acuerdo con ellas reciben las diferentes tipologías de alimentos en función de su especialidad, (de consumo –comedores sociales, meriendas y almuerzos infantiles, residencias y pisos tutelados- o de reparto en lotes o por selección), de sus capacidades de reparto o consumo y de su disponibilidad de infraestructuras de almacenamiento y conservación en frío o congelado.
Origen de los alimentos

El actual modelo de reparto gratuito de alimentos vigente en Cataluña

El modelo se basa en un acuerdo entre entidades de iniciativa social e instituciones públicas, que consiste en que:

  • Para repartir alimentos hace falta que la Entidad esté registrada en el RESES RESES (Registro de Entidades, Servicios y Establecimientos Sociales, del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia) o el certificado similar.
  • La entidad tiene que cumplir los requisitos de las diferentes normativas que afectan a su actividad y a los programas de alimentos que reparte, así como los compromisos de actuación solicitados por el BdA.
  • Son los servicios sociales en primera instancia, los responsables de evaluar las necesidades de las personas, de hacer su seguimiento y de derivarlos a las entidades de reparto de alimentos, si lo consideran necesario.
  • Las entidades tienen que estar fuertemente coordinadas con los servicios sociales.

Aun así este modelo de distribución tiene una fuerte limitación, provocada por la debilidad y diferencia de recursos disponibles de las entidades sociales de reparto. Las entidades distribuyen los alimentos según los programas disponibles en el BdA a los que se han subscrito (secos, UE, fruta y verdura, red de frío...). De forma que las personas derivadas por los servicios sociales, en función de la entidad a la que han sido dirigidas, no recibirán ni la misma cantidad de alimentos ni serán de la misma calidad, a pesar del interés del BdA para evitarlo.

¿Cómo se relaciona con los otros bancos de alimentos?

  • FECATBAL (Federación Catalana de Bancos de Alimentos).

    Creada en 2013 para coordinar las acciones que se realizan a nivel de Cataluña. La forman los cuatro bancos existentes en cada una de las demarcaciones territoriales que pertenecen. Permite sumar esfuerzos frente la Administración, las empresas y la ciudadanía.
  • FESBAL (Federación Española de Bancos de Alimentos).

    Impulsada en su inicio por el Banco de Alimentos de Barcelona, se creó en 1996 con el propósito de coordinar y facilitar las relaciones con los organismos de la Administración central e internacional, así como con otras entidades no lucrativas y empresas que operan en este ámbito. Hoy en día coordina la actuación de los 55 bancos de alimentos (prácticamente uno por provincia) que actúan en España.
  • FEBA (Federación Europea de Bancos de Alimentos)

    Se fundó el 1986, impulsada por Francia y Bélgica. En la actualidad agrupa 256 bancos pertenecientes en 21 países. Los Bancos de los Alimentos en Europa año tras año mejoran su gestión para conseguir recuperar el máximo de alimentos y así incrementar las toneladas distribuidas.
  • GFN (The Global FoodBanking Network)

    Fundada en 2006 por los bancos de alimentos de México, Feeding America, Food BanksCanada y Red Argentina de Bancos de Alimentos. Actualmente GFN conecta y empodera a organizaciones en más de 34 países. Juntos recuperan más de 426 millones de kilos de alimentos por año, lo que permite alimentar aproximadamente 7,11 millones de personas.
Los bancos en el mundo

Más de 30 años aprovechando alimentos en Cataluña

Desde su creación en 1987, el Banc dels Aliments inició de forma pionera y visionaria la lucha contra el despilfarro, recuperando alimentos que conservan sus propiedades nutritivas para la alimentación de las personas, que por diferentes razones son rechazados comercialmente y que de otra forma hubiesen acabado en el vertedero.

En los últimos años, más de 8.000 toneladas de alimentos por año han sido recuperadas antes de su destrucción y aprovechadas para el consumo de las personas.

La destrucción de alimentos tiene un importante efecto nocivo en el medio ambiente. La Agencia Catalana de Residuos ha evaluado el impacto ambiental de los alimentos recuperados por el Banco de Alimentos (se puede ver en Transparencia el informe emitido).

 

 

La historia del Bancs dels Aliments

En el año 1986, Jordi Peix i Masip, en aquella éopoca Director General de Industrias Agrarias y Alimentarias de la Generalitat de Catalunya, en unos de sus viajes oficiales tuvo la oportunidad de visitar el Salón Internacional de la Alimentación en Paris. En su recorrido por el mismo, le llamó la atención un pequeño estand muy austero con el letrero Banque Alimentaire.

Los bancos de alimentos se habían iniciado en 1967, cuando John Van Hengel creó el primero de ellos en Fénix, Arizona (EE UU). Poco tiempo después se extendieron rápidamente por aquel país. En el año 1984 se creó el primero en Europa, precisamente el de París.  

Una vez conocidos los objetivos de la organización e interesado en el proyecto, Jordi Peix pensó que era necesario y perfectamente realizable en Cataluña. De retorno a Barcelona inició las gestiones para hacer posible la creación del Banco de Alimentos, bajo la figura jurídica de Fundación Privada, definiéndose como entidad de interés general sin ánimo de lucro.

Es así como de forma pionera y visionaria, en mayo del 1987, se puso en marcha el primer Banco de Alimentos de todo el Estado español. Desde Barcelona, se contribuyó decisivamente a extender la organización en otras provincias y a impulsar su Federación (FESBAL).