Noticias

El IRTA y el Banc dels Aliments de Barcelona firman un acuerdo de colaboración en gestión ambiental, sostenibilidad y desperdicio alimentario

16/06/2017

Este viernes 16 de junio el IRTA y la Fundació Privada Banc dels Aliments han firmado un acuerdo de colaboración para los próximos 5 años. El acto se ha celebrado en la sede del Banc dels Aliments de Barcelona y han firmado el documento el director general del IRTA, Josep M. Monfort, y el presidente del Banc dels Aliments de Barcelona, Eduard Arruga.
A partir de este acuerdo, las dos entidades quieren impulsar actividades desarrolladas conjuntamente en los ámbitos de la gestión ambiental, la sostenibilidad y el desperdicio alimentario. Más concretamente, la colaboración prevé que se hagan estudios, actos, seminarios o cualquier otra actividad relacionadas con las siguientes temáticas:
• La gestión y la evaluación ambiental de la recuperación de alimentos.
• La propuesta y la evaluación de alternativas a los procesos actuales para reducir los impactos ambientales.
• La solicitud conjunta de proyectos (nacionales o internacionales) para evaluar y mejorar los impactos ambientales de la gestión de la recuperación de alimentos.
Además, también está previsto que el IRTA pueda colaborar con el Banc dels Aliments de Barcelona como asesor en los comités de evaluación y seguimiento de proyectos del ámbito agroalimentario.

La primera colaboración ha sido un estudio desarrollado por el IRTA

El IRTA ha realizado un estudio que tiene por objeto la evaluación del impacto ambiental potencial evitado debido al aprovechamiento de alimentos excedentes o que, por condiciones de mercado, son eliminados de la cadena comercializadora.

La Dra. Assumpció Antón ha sido la responsable del estudio que el IRTA ha realizado de manera desinteresada para el Banc dels Aliments de Barcelona. El IRTA ha entregado un informe en el que, en base a la metodología de Análisis de Ciclo de Vida, se calcula el impacto ambiental evitado debido a la gestión de recuperación de alimentos. El informe pone de manifiesto que además de la valiosa tarea social llevada a cabo por el Banc dels Aliments de Barcelona, se debe añadir una relevante contribución de carácter ambiental.