Noticias

Desbloqueado el Programa Europeo de Ayuda a los más Desfavorecidos

14/11/2011

BRUSELAS, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea destinará 500 millones de euros anuales los dos próximos años al programa de ayudas para alimentar a la población europea más desfavorecida, después de que Alemania haya levantado su veto a este gasto, al que se oponía porque los recursos proceden de la Política Agraria Común (PAC) y Berlín considera que es una política social.

Para salvar las reservas de Alemania, que junto a otros cinco países formaba una minoría de bloqueo, se ha llegado a un acuerdo que introduce una "doble base jurídica" que añade un componente "social" al programa y se elimina la condición de cofinanciación de los Estados miembros, han indicado fuentes comunitarias.

En el marco del Consejo de ministros de Agricultura europeos que se celebra en Bruselas este lunes, el titular francés, Bruno Le Maire, cuyo país ha sido junto a Bruselas el principal valedor de esta medida, ha anunciado un acuerdo con Alemania, sobre la última oferta de la Comisión Europea para desbloquear las negociaciones, han informado fuentes comunitarias.

El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, había pedido más recursos para poder acudir a los mercados a comprar alimentos, pero Alemania, Reino Unido y otros cuatro Estados miembros formaron una minoría de bloqueo para impedir tal mejora del presupuesto.

El Tribunal de Justicia de la UE (TUE) obligó este año a Bruselas a aplicar un drástico recorte a esta política para 2012 y destinar 113 millones de euros, en lugar de una cifra más cercana de los 450 millones de euros concedidos en 2011.

Cada año, la Comisión Europea asigna una partida del gasto agrícola a este programa, que inicialmente se creó para buscar una salida a los productos agrícolas que la Unión Europea retira de los mercados en situación de crisis de precios. Pero el aumento de la demanda entre las clases más desfavorecidas hizo que el Ejecutivo comunitario recurriera a más fondos en los últimos años para poder comprar más alimentos en los mercados tradicionales.

"Estoy extremadamente contento porque los Estados miembros han resuelto los problemas que estaban bloqueando el programa de ayuda para los necesitados en 2012 y 2013. He pedido a mi departamento que haga los cambios necesarios para asegurar la continuación del programa en invierno", ha declarado el comisario Ciolos en un comunicado difundido tras el anuncio de acuerdo.

Fuentes del departamento de Ciolos han puntualizado que la decisión debe ser aún respaldada formalmente por los Veintisiete en un futuro Consejo de ministros europeos, pero han insistido en la "señal política" que supone el cambio de actitud de Berlín.

El Ejecutivo comunitario procederá ahora a revisar los programas ya diseñados para 2012 con el objetivo de tener la mejora preparada ya en enero, ya que es en invierno cuando consideran más necesaria esta ayuda.